Los mayores de 65 años de Buñol vuelven a disfrutar un año más del “Programa Municipal contra el Sedentarismo”

Usted está aquí

El proyecto está coordinado desde el Ayuntamiento de Buñol, y cuenta con la colaboración de la Universitat de València y la Asociación Entrenamiento con Mayores

Área: 
Bienestar Social

El proyecto “Programa Municipal contra el Sedentarismo”, organizado por el Ayuntamiento de Buñol junto a la Asociación Entrenamiento con Mayores, vuelve a Buñol a partir del día 2 de Octubre de 2018. El proyecto nace con dos objetivos: el de comparar los efectos de diferentes programas de actividad física en la población de Buñol más envejecida, y el de implantar una política de estilos de vida activos, de envejecimiento exitoso y de entrenamiento regular, físico y mental en adultos mayores de 65 años.

La inscripción de los participantes se realizará en la Escuela de Personas Adultas  (Antiguo Instituto), en horario de mañana de 9:00 a 14:00, desde el 13 hasta el 27 de septiembre. En concreto, habrá un límite de plazas de 75 personas. Asimismo, en caso de que el número de inscripciones al programa supere las 75 personas, se abrirá una lista de espera.

Todas las actividades se impartirán por profesionales de la actividad física y el deporte a partir del 2 de Octubre, así como una serie de evaluaciones físicas, psicológicas y fisiológicas para comprobar estados de salud. La participación es totalmente gratuita.

Desde la concejalía de Bienestar Social se ha querido poner en valor la importancia de este programa que, según el edil, Carles Xerri, “supone contar con un programa municipal específico dirigido al adulto mayor de 65 años y por tanto tener una oferta en el ámbito de la salud y el bienestar para este colectivo de población que hasta ahora no existía”.

Además ha añadido: “después del resultado del programa de años anteriores podemos decir que se está consolidando en la localidad, ya que con este programa damos respuesta a una carencia que existía en este segmento de población, ya que a través de la participación de este tipo de programas, los usuarios del mismo, obtienen unos beneficios en la salud al sustituir hábitos sedentarios por una actividad saludable que proporciona una mayor calidad de vida e incluso desde el punto de vista emocional ya que se favorece mucho las relaciones sociales”.

Carles Xerri ha dicho sentirse muy satisfecho con el inicio de esta actividad un curso más, ya que se ha convertido en un programa de referencia para las persones mayores de 65 años.