La Policía Local de Buñol comienza desde este fin de semana con una campaña de control de uso de la mascarilla en la vía pública

Usted está aquí

La concejalía de Gobierno e Interior del Ayuntamiento de Buñol recuerda a la población la necesidad del uso de la mascarilla y medidas de distanciamiento social. La mascarilla es una de las únicas herramientas de las que disponemos para protegernos del covid de ahí la necesidad de concienciar aquella parte de la población que aún no la usa habitualmente

Área: 
Gobierno Interior

El Ayuntamiento de Buñol, a través de la concejalía de Gobierno e Interior, se informa a la población de que a partir de este fin de semana la Policía Local va a realizar una campaña de control de uso de la  mascarilla en la vía pública. Todo aquel que no cumpla la normativa será sancionado. Recuerdan que tan sólo se puede quitar en el momento de consumir en una terraza de bar. Tras completar esa consumisión debe ser puesta la mascarilla.

El objetivo de esta campaña es asegurar que toda la población cumple con la normativa para prevenir contagios de COVID-19, ante la actual situación de aumento de rebrotes en la Comunitat Valenciana. Tal y como decretó la consellería de Sanidad Universal y Salud Pública, el uso de la mascarilla es obligatorio en la vía pública, en espacios al aire libre y en espacios cerrados de uso público o abiertos al público, para personas mayores de seis años. Además, es recomendable su uso en espacios privados abiertos o cerrados cuando exista confluencia con personas no convivientes o no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros. “Tan sólo debe quitarse la mascarilla mientras tomamos un sorbo de nuestra bebida o le damos un bocado a nuestra tapa, plato o bocadillo en la terraza en la que estemos sentados”, ha subrayado la concejal de Gobierno e Interior del Consistorio buñolense, María Vallés. Esta medida ha sido consensuada con el jefe de la Policía Local de Buñol, Vicente Perelló.

 

Así que la Policía Local de Buñol desplegará un dispositivo para controlar que los vecinos y vecinas hacen uso correcto de la mascarilla, siguiendo la normativa del Consell. Se recuerda que las multas por no cumplirla pueden ascender a 100 euros, según se recoge en el Decreto Ley 11/2020, de 24 de julio, del Consell, de régimen sancionador específico contra los incumplimientos de las disposiciones reguladoras de les medidas de prevención ante la Covid-19.