La Concejalía de Educación de Buñol confirma que la apertura del curso escolar en Cervantes será el próximo miércoles 12

Usted está aquí

Debido a las obras que se están realizando en este centro escolar buñolense, consistente en el cambio de ventanas y puertas, el Ayuntamiento y la Dirección General de Centros Educativos han acordado el retraso de la apertura del curso dos días.

Área: 
Educación

  • Carles Xerri, concejal responsable del Ayuntamiento de Buñol, ha confirmado que las obras concluirán esta semana, pero que la decisión de retrasar el inicio de curso viene fundamentada en que se necesitan dos días para preparar el mobiliario y llevar a cabo labores de limpieza.

Buñol, 06/09/2018

Carles Xerri, concejal de Educación buñolense ha afirmado que las obras que se están realizando en el CEIP Cervantes de Buñol, consistentes en el cambio de todas las ventanas de aulas y departamentos, así como de las puertas de acceso a los edificios, han ocasionado que el curso arranque el miércoles 12 de septiembre.

Insiste en que el objetivo de este retraso en el comienzo del curso es ofrecer todas las garantías de habitabilidad y seguridad, tanto para el alumnado como para el profesorado. “Se ha acordado por la Dirección General de Centros Educativos y este ayuntamiento retrasar el inicio del curso escolar al miércoles 12 de septiembre”, sentencia Xerri.

Desde esta área del Consistorio también se ha querido resaltar que las obras concluirán esta semana y que a pesar de ello la decisión de retrasar el inicio viene fundamentada en que se necesitan dos días para preparar el mobiliario y realizar labores de limpieza.

Además, el edil del ramo pone en valor la envergadura de esta obra y, “lo que va a significar en cuanto a la mejora sustancial de la calidad del centro, puesto que era una obra necesaria desde hace muchos años dada la antigüedad de construcción del edificio”, confirma el concejal de Educación buñolense.

Así mismo desde la concejalía se pide paciencia a la comunidad educativa del CEIP Cervantes de Buñol, al mismo tiempo que se piden disculpas por los inconvenientes que este retraso pueda ocasionar  a las familias y docentes: “la decisión se toma para asegurar el comienzo de forma totalmente normalizada”, finaliza Carles Xerri.