El Consejo Económico y Social de Buñol acuerda destinar las ayudas del Plan Resistir para las empresas afectadas por cierre y utilizar el remanente para otros sectores afectados

Usted está aquí

Se informó, además, en este consejo, celebrado ayer de forma telemática, la puesta en marcha de ayudas sociales para familias afectadas por la crisis económica propiciada por la Covid19

Área: 
Comercio

Tras la celebración del Consejo Económico y Social (CES) en el día de ayer, todos los partidos políticos, con representación en el plenario del Ayuntamiento de Buñol (PSOE, PP, EU, IAB y Podemos), los dos sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) y la Asociación de Empresarios y Autónomos de la localidad, han realizado su balance en torno a las ayudas del Plan Paréntesis, inmersas en el Plan Resistir de la Generalitat Valenciana, y que previsiblemente la semana próxima puedan solicitarse y así agilizarlas para aliviar la grave situación que están sufriendo las empresas y comercios cerrados por las duras restricciones implantadas hasta el 15 de febrero por el Consell. Todos ellos han intervenido en los servicios informativos de Radio Buñol TV.

 

Las ayudas del Plan Paréntesis, que es una primera línea de ayudas establecidas dentro del Plan Resistir de la Generalitat Valenciana, y que a Buñol le corresponden 227.000 €, destinan 2.000€ para cada autónomo, más 200€ por cada trabajador a su cargo. Según el Ayuntamiento de Buñol, a través de Intervención, se ha estimado que del montante total, una vez resueltas las solicitudes de estos establecimientos afectaros, restará una cantidad aproximada a 30.000€ que también hay que adjudicar. Y es ahí donde hubo discrepancias reflejadas en este consejo.

 

Juncal Carrascosa, alcaldesa de Buñol y edil de Empleo, Comercio y Desarrollo Industrial, ha asegurado que en este consejo se plantearon dos opciones que se llevaron a votación. “La primera opción era que ese remanente fuera destinado a los negocios afectados por la crisis, y que se reflejan en el Plan Resistir; y la segunda opción era que, como ya se habían visto beneficiados los sectores que entendía este plan que eran los más afectados, pudiesen participar también de estas ayudas todos los autónomos y microempresas que también se hayan visto muy afectados”, explicó la primer edil buñolense.

 

Ante estas dos opciones puestas encima de la mesa, se llevaron a votación y finalmente salió a favor la segunda opción por 1 voto en contra de Izquierda Alternativa de Buñol (IAB) y una abstención de Podemos. Los otros votos se postularon en favor de la segunda opción (PSOE, EU, PP, CCOO, UGT y Asociación Empresarios y Autónomos de Buñol).

 

Estas medidas, así lo ha asegurado la alcaldesa, podrán solicitarse previsiblemente la semana próxima, debido a la rapidez que desde el Consistorio municipal se está trabajando para que lleguen lo antes posible a esos sectores que tienen una situación más delicada. Unido a esta votación también se informó de la puesta en marcha de las ayudas sociales, que ya pueden ir a solicitarse a los Servicios Sociales del propio ayuntamiento. “Supone una ayuda a las familias afectadas por paro, Ertes, cierres… de 300€ y de 50€ por cada familiar a cargo”, finalizó Carrascosa.

 

Por parte del PSOE, Manuel Sierra, su portavoz, confirmó que la decisión final forma parte del consenso de todos los agentes implicados en el Consejo y que refleja a la mayoría de la población. “Desde el grupo socialista pretendemos que las ayudas puedan repartirse a todos los que hayan visto muy mermadas sus ganancias en la localidad, a lo que se añaden las ayudas en materia social”, además añadió el concejal de Hacienda y portavoz socialista, que el Presupuesto de 2021 cuenta con una gran partida de Emergencia Social: “es nuestra prioridad, entendemos que debemos estar con las familias, con las empresas, con los comercios, y que cualquier persona que nunca haya necesitado de ayuda, ahora pueda hacerlo, de forma totalmente confidencial y rápida”.

 

Mientras que David Alís, portavoz del Grupo Popular en el plenario, también calificó de beneficioso el Consejo y ha manifestado su apoyo a la rapidez mostrada por el Gobierno Municipal en proporcionar las ayudas del Consell y en estudiar las próximas, que serán de carácter municipal. “Aunque sí seguimos reclamando que no sería necesario aumentar el número de ayudas si se bonificasen los impuestos a las empresas y a las familias; solicitamos nuevamente reducción de impuestos municipales, porque entendemos que es algo muy necesario y urgente en estos momentos de cierres decretados en muchos sectores y muchas empresas que terminarán haciéndolo”. Finalizó Alís insistiendo en la urgencia de tramitar la tercera línea de ayudas cuanto antes.

 

Rafa Pérez, portavoz de EU en el Ayuntamiento de Buñol y primer Teniente de Alcalde, entiende que tras estas reuniones, Junta de Portavoces y Consejo Económico y Social (CES), “el objetivo de Esquerra Unida se ha cumplido, que no es otro que hacer llegar estas ayudas lo más pronto posible a las empresas afectadas por cierre, pero que todas las que lo necesiten por su delicada situación puedan también beneficiarse”. El edil buñolense también manifestó que éste era un momento de estudio, de análisis, de cambio necesario y de modernización para el comercio local, “y en este asunto el Ayuntamiento debe acompañarles, debe guiarles a medio y largo plazo para que nuestro tejido empresarial y comercial mejore”.

 

Por parte de Izquierda Alternativa de Buñol (IAB), José Luis Carrascosa, su portavoz, incidió en calificar de negativa esta última reunión del CES, “porque entendemos que lo prioritario de este Plan Resistir, y así lo dice esta línea de ayudas, es aliviar a los sectores y empresas que están actualmente en la UVI, y que tras ello, ir ayudando a los que están hospitalizados y por último a los que están enfermos, que sabemos que son muchos en nuestro municipio, pero no creemos que haya que sacrificar a las empresas y trabajadores que están en peor situación para dar unas migajas a unos pocos”. También propuso como medida a aplicar de inmediato la reducción en la tasa de agua y basura a los locales que están cerrados actualmente.

 

De los sindicatos, Álvaro Belda, representante de CCOO, agradeció que el Gobierno Municipal cuente con la opinión de los sindicatos para consensuar estas ayudas. “Aunque finalmente votamos a favor de la segunda opción, no apoyamos que se conceda ayuda a todos los empresarios que puedan demostrar pérdidas, con respecto a esta línea de ayudas, ya que creemos que los sectores que deben entrar en ese remanente que sobre del Plan Resistir, debemos hablarlo entre todos y convocar así otro consejo”, señaló Belda. Además, también mostró la necesidad de poner en marcha cuanto antes la tercera línea de ayudas por parte del Ayuntamiento, con bases que fomenten el empleo.

 

Por último, Paco Galarza, presidente de la Asociación de Empresarios y Autónomos de La Hoya, y representante de la Asociación de Buñol, también estuvo presente en este Consejo Económico y Social. Desde el tejido asociativo empresarial buñolense califican de muy positiva la labor que se está llevando desde el Gobierno Municipal por agilizar plazos y proporcionar las ayudas Paréntesis lo más rápido posible. “Pero también manifestamos nuestro apoyo a que el sobrante de esa ayuda fuera para sectores que se han visto muy perjudicados en la localidad por la actual situación, como fotógrafos, floristerías, comercios minoristas con reducción horaria y empresas que trabajan de forma indirecta para la hostelería. Estos sectores no aparecen en el Real Decreto pero sí pensamos que hay que aliviar su situación cuanto antes. Hubo un consenso generalizado y es algo muy positivo para nuestros comercios, autónomos y empresarios”, concluyó Galarza.