Alejandra Corachán toma posesión de su acta de concejal en el pleno de febrero de Buñol

Usted está aquí

El Ayuntamiento de Buñol celebró ayer, lunes, la sesión plenaria correspondiente al mes de febrero, en la que tomó posesión de su acta de concejal Alejandra Corachán Carrascosa, de Esquerra Unida.

Área: 
Comunicación y Medios

Se aprobó por unanimidad la participación en las ayudas del IVACE para este año de modernización y mejoras en polígonos industriales, así como la adhesión al servicio de la Mancomunidad Hoya de Buñol-Chiva para asistencia técnica del Catastro. Manuel Sierra explicó que la gestión de este servicio desde la Mancomunidad permitirá una mejora en la recaudación del IBI, además de un servicio de cercanía al ciudadano, que se tenía que desplazar a Valencia y ahora se hará en la Mancomunidad. El punto también se aprobó por unanimidad. También salió adelante con el voto de todos los grupos municipales excepto la abstención de Izquierda Alternativa una modificación en los estatutos de la Mancomunidad Hoya de Buñol-Chiva. Nuevamente los grupos municipales aprobaron unánimemente la felicitación pública a los agentes de la Policía Local Antonio Corachán y Noelia Tamarit por su actuación decisiva en el robo en un comercio de Buñol. Tras la aprobación de la composición de los miembros de la Mesa Permanente de Contratación, integrando a un funcionario, se debatió una moción del Grupo Popular para instar al Gobierno de España y a la Generalitat Valenciana a ampliar las ayudas del Plan Resistir e incluir en ellas también al comercio y otros autónomos afectados, así como exención de impuestos a los sectores afectados. Podemos, Izquierda Unida y PSOE se posicionaron en contra, argumentando que las ayudas eran las máximas que se habían podido poner en marcha desde el gobierno autonómico y el central, y defendieron las ayudas y medidas que se están tomando a nivel municipal. Por su parte IAB apoyó la moción aunque le pareció “insuficiente” al no incluir más medidas de carácter local, y propuso la bonificación del IBI al 95% para comercios y empresas afectados por la pandemia, o la reducción de las tasas de agua, basura y reciclaje. El voto en contra de los 8 concejales de PSOE, IU y Podemos impidió que la moción saliera adelante y fue rechazada. Tras ello Izquierda Unida presentó una moción para a pedir la retirada del borrador del Decreto de Orientación Educativa de la Conselleria de Educación por considerar que pretende imponer un modelo sin consenso, que no respeta los principios de necesidad, proporcionalidad y transparencia y que desmantelaría los servicios actuales psicopedagógicos de los centros escolares. La moción se aprobó por unanimidad. La penúltima de las mociones fue la del grupo de IU, relativa al apoyo inicial al proyecto europeo Soil4me, de restauración de canteras y zonas degradadas para recuperar un suelo fértil y devolver la vida animal y vegetal a las zonas. Todos los grupos la apoyaron excepto IAB que se abstuvo al asegurar que no tenían suficiente información sobre el proyecto. En la parte de control y resoluciones de alcaldía y de los concejales se produjo el mayor debate del pleno, al preguntar el portavoz de IAB, José Luis Carrascosa, por la compra por valor de 700 euros de un teléfono móvil para alcaldía, cuestionando que se podía haber gastado menos dinero en un móvil de iguales prestaciones. Juncal Carrascosa respondió que se trata de una herramienta de trabajo necesaria por la cantidad de aplicaciones y gestiones que hoy día se hacen desde alcaldía a través de un móvil. Antes de los ruegos y preguntas IU presentó por urgencia una moción con motivo del Día de la Mujer Trabajadora, que se celebra el 8 de marzo, y que defendió la nueva edil Alejandra Corachán. Fue aprobada por unanimidad. En la parte de ruegos y preguntas, IAB pidió un informe del técnico que asesoró a la alcaldesa para la compra del móvil. También preguntó por el posicionamiento de la edil de Medio Ambiente sobre la planta de residuos sanitarios que se va a instalar en Buñol. Mati Más respondió que la planta que se instalará en Buñol no manipulará el contenido de los contenedores de residuos hospitalarios, en un caso se congelan completos y en el otro se esterilizan sin abrirlos para luego triturarlos. Aseguró que en ningún momento se incinerará ningún residuo, y que la manipulación de lo que llegará a Buñol no genera emisiones contaminantes. También preguntó el portavoz de IAB cuantas propuestas de sanción por incumplir las restricciones por la COVID-19 se habían impuesto en el último mes, a lo que la edil María Vallés respondió que hasta el jueves pasado, en el último mes había 20 propuestas de sanción, que se tramitan a Delegación de Gobierno, y es desde este organismo desde donde se decide si sancionar o no, y la cuantía en caso afirmativo. Desde el PP también se preguntó por el reconocimiento pendiente a Protección Civil por su trabajo durante el último año en lo referente a la pandemia, y María Vallés aseguró que ya está preparado un reconocimiento y que en cuanto las medidas lo permitan para hacer un acto público también se realizará. Desde el PP, su portavoz, David Alís, también insistió en la planta de residuos sanitarios, preguntando hace cuánto que el Ayuntamiento conocía la voluntad de instalarse en Buñol de la empresa y si era seguro que no se incinerará, a lo que tanto Mati Más como Rafa Gil aseguraron que la empresa hace cerca de dos años que mostró su interés en ubicarse en Buñol y que en ningún momento se incinerarán residuos hospitalarios ni de otro tipo en la misma. Por último desde el PP se pidieron actuaciones en materia de accesibilidad en varias calles de Buñol e insistir a la Conselleria de Sanidad en que los datos diarios y semanales de la COVID-19 estén lo más actualizados y acordes a la realidad.